Certificación Scrum

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a un evento de Scrum en Tijuana, organizado por Qualtop, y que tuvo como instructor a Leonardo Mrak, una persona con bastante tiempo de experiencia en las metodologías agiles.

Personalmente asistí al evento debido a que recientemente estuve investigando sobre la metodología de Scrum y cómo implementarla para mejorar el desarrollo e implementación de proyectos internos.

La verdad es que me quede con un muy buen sabor de boca, porque una de las primeras cosas que nos compartió Leonardo es que la metodología no es una biblia o una guía que debe de seguirse al pie de la letra y que cualquier modificación significa que ya no estamos utilizando Scrum.

Nos compartió que en sus primeros cursos de Scrum  tuvo muchos problemas cuando preguntaba o cuestionaba a su instructor que algo no se pudiera acoplar a la manera latina de trabajar y que simplemente le decían que en Scrum no se podía.

Incluso tuve la percepción que algunos de los participantes si estaban buscando en Scrum una receta mágica para resolver los problemas de levantamiento de requerimientos, demoras de desarrollo, errores en las estimaciones, etc.

Al final del día, creo que lo más importante que debes llevarte a casa con Scrum, es el poder ser mucho más proactivo y reactivo a los cambios en el software, a involucrar de una manera más “comprometedora” a los interesados en el proyecto, y sean realmente ellos quienes definan lo que se quiere lograr, utilizando a sistemas como un apoyo únicamente en los alcances técnicos.

En mi trabajo ya estamos listos para iniciar nuestro proyecto piloto con Scrum, sabemos que la primera vez muy posiblemente no vaya a funcionar, los estimados no se acerquen a la realidad, y los usuarios no se quieran comprometer como deben, pero practicando y teniendo una visión más enfocada en el desarrollo, no puede suceder otra cosa más que mejorar.