Mi experiencia con Square

El día de hoy tuve que traer mi coche a darle su servicio de mantenimiento, y aprovechando que son varias horas que tengo que esperar para que lo tengan listos, pensé que sería buena idea el poner a prueba la famosa aplicación de Square para hacer pagos desde dispositivos móviles, y con la reciente asociación que hizo con Starbucks, lo más común que sabía que podría encontrarme era uno de esos. Así qué deje mi coche, lance la aplicación y en efecto a unas cuantas cuadras de encontraba un Starbucks.

 

Casi estaba seguro (quizás soy muy negativo), que no sabrían de que les estaba hablando al tratar de pagar con la aplicación, y desafortunadamente así fue. La persona que me atendió en la caja se le quedaba viendo al QR code que se encontraba en mi teléfono, me imagino que no le aparecía mi nombre y foto en su pantalla que es como usualmente funciona la aplicación, (o simplemente no sabía donde entrar). Para colmo el scanner parecía no hacer nada cuando trataba de poner ahí mi teléfono.

 

Estaba casi seguro que se daría por vencida y terminaría pagando con mi tarjeta de crédito. Incluso se lo propuse, pero al parecer no quería sentirse derrotada. Le preguntó a otra persona que parecía que era la encargada de la tienda, sin embargo no fue de mucha idea, de repente otra de las cajeras le aseguró que sí se podía y que tenía que hacer ciertas cosas en su equipo (me imagino entrar a alguna parte especial de sus sistema de punto de venta), sin embargo seguía sin funcionar. Ya por último una de ellas le recomendó que simplemente tecleara el código que venía bajo el QR Code, y sólo así se pudo completar la transacción.

 

Obviamente no fue ni de cerca una experiencia más rápida, cómoda o sencilla que el haber sacado mi tarjeta de crédito. Sin embargo como en la mayoría de las implementaciones de software, el diablo está en los detalles.

 

  • Es obvio que no tuvieron una capacitación formal de esta nueva forma de pago, aún cuando la publicidad que se le ha hecho por internet es enorme.
  • Es obvio también que en esta sucursal nadie o casi nadie lo ha utilizado, ya que por lo menos tendrían  nociones a que se refiere.
  • Tampoco hubo entrenamiento en el uso del punto de venta para realizar los cobros. (obviamente si no conocían el método de pago, menos la manera de operarlo).
  • Curiosamente no se ve nada de publicidad física en la tienda sobre este nuevo tipo de pago. 
  • Quizás el uso de esto se dé principalmente en ciudades o zonas más rectificadas, como San Francisco, Seattle, Los Ángeles, sin embargo el despliegue de la tecnología se hizo en muchísimas tiendas. 
  • Por ultimo puede ser que apenas se estén preparando para llevar la capacitación más a fondo en todas tiendas, aunque sinceramente lo veo raro para proyectos de este tipo.

Voy a darme la vuelta por algún otro negocio que tenga implementado esta forma de pago y ver cual es la experiencia, creo que los negocios que no son franquicias tienen más posibilidad de tener muy bien entendido el funcionamiento de este método de pago y que la experiencia si sea más transparente.